Lecciones de Vida

Porque Una Relación a Distancia Fue lo Mejor Para Mi Carrera Universitaria

Comencemos siendo muy claros. Larga distancia no significa 4 horas de viaje en carro. En mi situación, larga distancia significa 8 horas en un vuelo transatlántico y no menos de $ 800 en pasajes. Me parece una falta de respeto que algunas personas pienses que están en relaciones a distancia y literalmente pueden verse en menos de 5 horas en carro. Lamento ser yo la que te lo tenga que decir, pero si estás en la misma zona horaria o país que tu pareja, sin importar las millas de distancia, no estás una relación a larga distancia.

Conocí a mi prometido en el año 2012 mientras era estudiante de intercambio en mi Universidad. Para todos los nuevos por aquí, él es español. Nos conocimos en abril y a pesar de mi chico no se iba de la isla hasta finales de julio. Yo me iba de vacaciones en verano. Por lo que tuvimos que despedirnos justo después de que terminara el semestre. #quetriste

Aún así, pasamos mucho tiempo juntos. Tuvimos mucho tiempo libre, principalmente porque durante ese periodo fueron las vacaciones de semana santa, justas y  también los empleados de la Universidad de Puerto Rico se fueron a huelga. Para todos ustedes que no están familiarizados con lo que sucede cuando hay una huelga en la Universidad de Puerto Rico específicamente en el Recinto de Mayagüez, puedes empezar leyendo esto primero.

Estar en una relación amorosa de larga distancia tiene altibajos. Para mí, las altas  fueron más significativas que las bajas. Espero que esta publicación ayude a otros que están en una relación amorosa en la distancia a ver más allá de lo negativo.

Vida Social

Durante esos tres años de mi relación a larga distancia, solo tuve que preocuparme por mi calendario social. Nunca tuve que ponerme a mí o a mi novio en una posición en la que tuviéramos que elegir a qué fiesta de cumpleaños, boda u otra celebración necesitábamos asistir y, consecuentemente, rechazar otras invitaciones. Sí, a veces era un poco raro tener un +1 y no ir con mi pareja. Pero, ¿para qué son los amigos?

Casi Que Cero Drama

En la distancia solo pasábamos tiempo juntos hablando por teléfono o video llamadas. Dependiendo de nuestros horarios, eso significa que hablábamos durante aproximadamente una hora al día. Podíamos hablar casi todos los días. Mi novio y yo hablábamos de cómo nos fue durante el día y nos apoyamos mutuamente. Si la otra persona estaba ocupada y no estaba disponible para hablar, no pasaba nada. En fin nos amamos lo suficiente como para no discutir ni enojarnos entre nosotros.

Sin Ofender a Nadie

Todos tenemos ese amigo que desaparece cuando está en una nueva relación amorosa. Estando yo en una relación de larga distancia significaba que desaparecía solo cuando estaba fuera del país. Mientras mi chico estaba de visita, mis amigos entendían que necesitábamos pasar tiempo juntos. Por lo que no se molestaban sino sabían de mí por varios días. Lo cual nunca termino pasando. Ya que solíamos salir en grupo con mis amigos también.

Sorpresas

Diría que esta es mi parte favorita de estar en una relación a larga distancia. Recibir regalos sorpresa por correo, hermosos mensajes románticos e incluso hasta visitas sorpresa. Para mantener vivo el romance en larga distancia, hay que ser muy creativo a veces. Si mi novio había pasado un mal día, simplemente le pedía su pizza o su hamburguesa favorita online y la enviaba a su apartamento. Para su cumpleaños le preparaba un pastel y él solía hacer lo mismo para mí.

No dating

Al no estar soltera me ahorré todo el drama de conocer chicos y salir con ellos que generalmente tiene lugar durante la universidad. Nunca tuve que esperar a que un chico me llamara o me invitara a una cita. Tener un novio tampoco me impidió salir de fiesta. Pero sí me permitió experimentarla a mi manera. Cuando salía de fiesta solo buscaba divertirme y no me importaba si un chico se me acercaba esa noche o no.  Esto me dio mucha confianza sobre cómo me vestía. Descubrí cual era mi estilo y me sentía muy cómoda. Como no estaba tratando de llamar la atención de nadie, vestía como me daba la gana.

Soñar

Estar en una relación de larga distancia incluye muchas horas soñando despierta, al menos para mí. Siempre tenía como motivación que pronto íbamos a estar juntos y contaba los días hasta que el llegara a Puerto Rico o yo volara a España. Dado que los dos éramos estudiantes y nos veíamos durante los descansos, eso significaba que siempre teníamos algo planeado y estábamos esperando con más ansias el final del semestre.

Buenas Notas

Por último, tener una relación seria que no me consumía tanto tiempo me permitió concentrarme en mis clases. Tenía muy pocas distracciones mientras completaba mi licenciatura. Además, es muy importante mencionar que dado que mi novio era estudiante de ingeniería y es muy bueno en matemáticas rindió sus frutos. Sus tutorías me ayudaron a obtener una A en Cálculo mientras el puso a prueba los límites de su paciencia.

 

Después de todo, mantener una relación a distancia saludable requiere de mucha determinación y paciencia. Yo diría que lo más importante es no poner a prueba la confianza del otro y ya está. ¡A ser felices!

Related Posts

No Comments

Leave a Reply